Saltar al contenido principal

Paute – Sopladora, la tercera hidroeléctrica más grande del país, entró en operación

El Presidente de la República, Rafael Correa Delgado y el Ministro de Electricidad y Energía Renovable, Esteban Albornoz Vintimilla, junto con autoridades nacionales y locales inauguraron este 25 de agosto la hidroeléctrica Paute – Sopladora, considerada como la tercera hidroeléctrica más grande en capacidad de generación del país, que permitirá consolidar el cambio de la matriz energética del Ecuador y abastecerá al 13% de la actual demanda de energía eléctrica nacional, el equivalente al consumo anual de 1,8 millones de familias ecuatorianas.

 

Permitirá consolidar el cambio de la matriz energética del Ecuador y abastecerá al 13% de la actual demanda de energía eléctrica nacional

La obra, ejecutada por el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER), a través de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP), está ubicada en el límite provincial de Azuay y Morona Santiago y forma parte del Complejo Hidroeléctrico Paute Integral, capta las aguas turbinadas de la Central Paute – Molino mediante una conexión directa entre los túneles de descarga de esta Central y el sistema de carga de la Central Paute – Sopladora, de tipo subterránea, equipada con tres unidades generadoras con turbinas  tipo Francis, y requirió una inversión de USD 755 millones. Durante el proceso de construcción de las obras de infraestructura, se crearon cerca de 3258 empleos directos.

 

Después de haberse cumplido satisfactoriamente con varios hitos dentro del proceso  de pruebas hidráulicas, experimentales y de sincronización de sus tres unidades de generación, en julio de 2016, la central inicia su fase de operación con toda su capacidad alcanzando los 487 MW de potencia que le permitirá la generación de energía limpia y renovable ahorrándole al país más de USD 280 millones anuales al dejar de importar combustible y evitará la emisión de aproximadamente un millón de toneladas de CO2 al año, al desplazar generación térmica ineficiente y contaminante.

 

La inversión de USD 755 millones contó con el financiamiento del Estado ecuatoriano y del EXIMBANK de China y cubre las obras civiles, el equipamiento electro – mecánico, la fiscalización y los gastos administrativos.

 

Como parte de la ejecución de Paute – Sopladora, se realizaron obras de desarrollo territorial en la zona de influencia del proyecto, entre las cuales están la construcción y el mejoramiento de las vías: Sevilla de Oro – San Pablo, San Pablo – Quebrada Guayaquil y Guarumales – Méndez.

 

La puesta en marcha de esta obra estratégica y emblemática del Gobierno de la Revolución Ciudadana es un hito importante que promueve la diversificación de la matriz de generación a través del uso responsable de fuentes renovables, lo que garantizará la soberanía energética del país y entregará un servicio eléctrico seguro, confiable, eficiente y de calidad a todos los ecuatorianos.